Castell de Caramany es un escenario de excepción para una celebración exquisita y elegante, una boda que se distinga por los valores de personalización, calidad y exclusividad.

Cada uno de los espacios de Castell alberga un origen e inspiración distinta del resto, constituyen entornos únicos y representativos para dar cabida a todo tipo de eventos. Por ello, Castell de Caramany ofrece la posibilidad de realizar acontecimientos tanto en el interior como en el exterior, adecuados y adaptados a cada época del año.

Espacios únicos, pero con enormes posibilidades para crear rincones personalizados al gusto de cada pareja.

Entrada & Jardines Principales

Para que, desde el primer paso, sea especial, la entrada principal de Castell de Caramany cuenta con un montaje de jardines y caminos diseñados por la familia Caramany e inspirados en la arquitectura exterior inglesa del momento.

Caminos decorados de piedra y luces para vestir y deslumbrar la llegada de los invitados. Tanto a la luz del día como al anochecer, su puesta en escena es referente de comentarios y escenario para fotos.

Parking con gran capacidad para coches y autobuses. Acceso trasero para camiones y equipos de montaje.


Ver galería

Patio de Fuentes

Constituye uno de los espacios más exclusivos de Castell de Caramany. El patio de fuentes se encuentra situado en la parte frontal del Castillo con vistas a los Jardines de Corçà,

Este espacio da cabida a una mezcla de piedra tallada, fuentes y vegetación que crean en él rincones mágicos tanto a la luz del día como a la noche.


Ver galería

La Habana y Jardines de Corçà

Inspirada en la vegetación y paisaje de la región, “ La Habana “ compone un entorno exterior de piscina, jardines, fuentes y rincones con encanto habilitados para ceremonias civiles, eventos y recepciones al aire libre.


Ver galería

Patio de Arcos S.XV – S.XXI

Sin duda uno de los puntos mas deslumbrantes de Castell de Caramany, con origen en el S.XV y, reformado en el S.XXI por su actual propietario, Cecilio Granada de Caramany Ybern, quien ha sabido sacarle el máximo partido a este lugar único en la región sin perder el encanto de su origen e historia.

Conservando y respetando sus arcos y estructuras de piedra, la familia Caramany decide ampliar la parte frontal del Castillo, para que este espacio pueda disfrutar de las vistas a los jardines principales y, dar lugar a exuberantes banquetes y eventos especiales, tanto en interior como exterior.

Adecuado para dar acogida hasta 280 comensales y con todos los servicios de cocina y catering completo colindantes a los salones para su mayor facilidad.


Ver galería

Patio de armas y discoteca

Decorados con exuberantes frescos, paredes de piedra y tejados de arcos, el patio de armas es el enclave perfecto para zona de fiesta, discoteca, eventos y cocktailes de interior.


Ver galería

Miradores & Balcones S.XVII

Los miradores hacen referencia a todos los terrados, balcones y elevaciones exteriores que sobresaltan en Castell de Caramany.

El objetivo de su mantenimiento, es dar la posibilidad a sus invitados de disfrutar de la finca desde una perspectiva distinta.

Las dos torres de vigilancia hacen deCastell de Caramany un lugar único y exclusivo en la comarca, tanto ellas como las partes traseras del castillo, están rodeadas de imponentes balcones exteriores desde los que sus invitados, podrán disfrutar de las vistas del pueblo de Corçà, además del paisaje, riera y vegetación que rodean la finca.


Ver galería

Espacios complementarios

Se ofrece la posibilidad de celebrar un enlace religioso en la capilla propia del castillo dedicada a San Judas de estilo gótico tardío.

Así como también la posibilidad de hospedarse en su magnífica residencia de cortesía que consta de tres habitaciones completas (suites), amplios salones, comedor y cocina para el uso y disfrute de los novios y sus allegados más próximos.


Ver galería