Situado en la localidad de Corçà, Castell de Caramany tiene el privilegio de localizarse en el corazón del Empordà, comarca con una situación geográfica privilegiada, ya que goza de un clima templado, pudiéndose disfrutar todo el año. Con fácil acceso desde Barcelona y Gerona y a veinte minutos de la costa. Castell de Caramany ofrece todas las facilidades para ser punto de encuentro de ceremonias y eventos.

Construído en el S. XV, con posteriores reformas en S. XVII. y S.XXI, Castell de Caramany ha sido catalogado como Bien Cultural de Interés Nacional.

Gracias a la tradición familiar de los Granada de Caramany, la propiedad ha sido siempre heredada entre miembros de la familia, a los que se agradece el impecable cuidado y mantenimiento de sus fachadas y jardines.

Con el objetivo de poder compartir este lugar único en la región, en 2016 la familia Caramany decide habilitar sus espacios para dar encuentro a ceremonias religiosas y civiles, eventos y momentos especiales con los que continuar la historia que contempla este lugar. (S.XV. – 2016)

Cecilio Granada de Caramany Ybern.

Total superfície construída: 2.712,48 m2
Jardines: 28.000 m2


Ver galería

Castell de Caramany es uno de los castillos históricamente más relevante de la comarca, catalogado como Bien Cultural de Interés Nacional y rodeado de majestuosos jardines de inspiración inglesa